Semana 50 / 14 de Diciembre de 2017
Jalisco 2010 debilid y fortalezas.
Un diagnóstico plural

En los tiempos actuales, donde las pugnas de grupos por los proyectos de desarrollo para Jalisco están entrampadas y amenazan con, una vez más, colocar a la ciudadanía como la gran perdedora en medio de conflictos político partidistas, en Manos libres consideramos pertinente dar a conocer la síntesis de las conclusiones de un documento especializado que contiene un diagnóstico y perspectiva de los principales sectores del estado.

Denominado “2 DÉCADAS EN EL DESARROLLO DE JALISCO. 19902010”, el documento fue realizado por una serie de expertos académicos de las principales universidades de la entidad, por encargo del actual Gobierno de Jalisco, que nos dicen a éstas alturas cómo estamos, hacia dónde vamos y qué necesitamos.

Balance de la Educación en el estado.
María Luisa Chavoya.

La ampliación de la cobertura educativa en el estado no ha ido aparejada con la retención dentro del sistema. La deserción no ha logrado abatirse ni la reprobación. Esto nos habla de un problema serio de calidad sobre el que hay que actuar para que sean más de 15 de cada 100 los estudiantes que logren concluir su licenciatura. Los cuellos de botella, actualmente son el bachillerato y la educación superior, que es la que muestra el mayor rezago.
La reorientación de la demanda es impostergable, más aún cuando sabemos que las expectativas de los jóvenes se orientan hacia las carreras tradicionales.
Los cálculos más recientes muestran que en 2005 el Índice de Desarrollo Humano (IDH) en la entidad era de 0.82, lo que la ubica en la posición 14, respecto al conjunto nacional.

Evolución de los indicadores de salud.
Alfredo Celis de la Rosa.

La salud de los jaliscienses ha mejorado significativamente en las últimas dos décadas: la mortalidad general y la mortalidad infantil han disminuido. Pero esto no significa que Jalisco esté libre de problemas de salud pública. Mientras que algunos problemas infecciosos (septicemia y neumonía) continúan aún en las primeras causas de muerte, los primeros lugares ya han sido ocupados por enfermedades crónicodegenerativas (Diabetes mellitus, tumores, enfermedades del hígado, insuficiencia renal) que serán más frecuentes a medida que la población envejezca.
La morbilidad es un campo en el que queda mucho por trabajar. En la consulta externa puede encontrarse que dos afecciones representan más del 70% de la demanda: las infecciones respiratorias agudas y las intestinales.
Es necesario que el Sistema de Salud en Jalisco se mantenga preparado para afrontar problemas de salud emergentes. Estas dos décadas estuvieron marcadas por las pandemias de VIH/SIDA e influenza AH1N1, el regreso del cólera y el incremento del dengue. Estos problemas de salud pusieron a prueba a las instituciones sanitarias, que no siempre lograron respuestas satisfactorias. Debemos tomar experiencia de nuestros errores y prepararnos para el futuro. Los recursos destinados a la atención de la salud y la cobertura de la población se incrementaron principalmente con la introducción del Seguro Popular, que en 2009 brinda cobertura a más de 500 mil familias jaliscienses.Medio ambiente

Más allá de los recursos naturales.
Arturo Curiel Ballesteros.
El deterioro de la calidad de los recursos naturales no se ha logrado detener y revertir durante 1990-2010.
Existe afectación a diversos ecosistemas esenciales para el bienestar humano. Es necesario implementar acciones para reducir el impacto de las fuerzas motoras y las presiones que están originando la contaminación y degradación ambiental. Igualmente es necesario implementar acciones para reducir la vulnerabilidad de las personas, cultivos y biodiversidad. Urge la gestión de redes sociales de generación de cambios.
El ordenamiento ecológico territorial es un instrumento poderoso de planeación que puede enfrentar las fuerzas y presiones que originan el deterioro.

El deporte en el desarrollo social.
Juan R. López Taylor.

En principio podríamos concluir que los esfuerzos del Estado en materia de cultura física y deporte, independientemente de la organización de los Juegos Panamericanos, se centra preferentemente en dos grandes áreas: la implementación de programas de actividad física para toda la población, (buscando que las personas sedentarias mejoren su salud previniendo obesidad, hipertensión y otras enfermedades) y la otra con el desarrollo de competencias deportivas asociadas con alto rendimiento y consecuentemente la obtención de medallas, situación que, analizada desde este contexto, definitivamente muestra a nuestro estado como líder y a la vanguardia en el país.
Para la mayoría de la gente existe el convencimiento de que se ha tenido un avance en materia del deporte en los últimos años y esto es cierto, cuando observamos los pocos datos al alcance, el desarrollo de infraestuctura deportiva en el área metropolitana de Guadalajara con motivo de la celebración en el 2011 de los Juegos Panamericanos. Esto aunado a la ampliación metropolitana de la Vía Recreactiva, los 11 campeonatos consecutivos obtenidos en las llamadas Olimpiadas Nacionales y a los todavía más impresionantes resultados en el área del deporte paralímpico, no queda más que reconocer que somos los mejores.
Pero cuando esto se pone bajo la lupa del escrutinio y se analizan los resultados, también surgen preguntas encaminadas a ¿Cómo lograr la interacción entre actividad física, juego, educación física y deporte para ayudar a un mejor desarrollo social? Es necesario trabajar en un Plan de Desarrollo con objetivos y metas encaminadas a crear una estructura que satisfaga esas necesidades.

La movilidad urbana y el transporte:
En búsqueda de un nuevo paradigma.
Mario Córdova España.

La perspectiva humana y ambiental de las ciudades es posible con un cambio de paradigma territorial, que nos lleve al desarrollo de nuevas prácticas urbanas congruentes con un modelo de ciudad más habitable y vivible y no solamente “circulable”. Un paradigma que nos libere de la paradoja de dependencia del automóvil, que implica la remoción de conceptos urbanísticos anquilosados, por la de conceptos humanos y respetuosos de la naturaleza.
Se necesita un cambio de prioridades en las que se tenga una alta prioridad por el transporte no motorizado y su infraestuctura, en las que se privilegie la renovación urbana y el aprovechamiento del espacio público con calidad ambiental y en las que se impulse el desarrollo urbano de alto intercambio social orientado por el transporte público y sus redes de movilidad no motorizada.

La empresa en el desarrollo económico: ¿basta el crecimiento?
Ricardo Arechavala Vargas, Rogelio Rico Huerta, Gerardo Rodríguez Barba y Juan P. Huerta Ruvalcaba.

En la actualidad Jalisco es la cuarta economía más importante de México. Jalisco es el principal productor agropecuario, el quinto productor industrial, uno de los principales destinos turísticos del país y se ha consolidado como el nodo económico más relevante del centrooccidente del país.
En términos generales, en los últimos veinte años Jalisco ha tenido una tasa de crecimiento anual promedio en su producto internobruto de 2.6%, pero al ser el lugar número cuarto entre las entidades del país en cuanto a población, ocupa solamente el lugar 21 en la generación de riqueza.
Entre las entidades de mayor dinamismo económico del país (el Distrito Federal, Estado de México, Nuevo León y Jalisco) nuestro estado tiende a perder terreno.
Como es de esperarse el comportamiento de las distintas ramas económicas en el estado es diverso. El sector más dinámico es el de Comercio, Restaurantes y Hoteles.
Jalisco debería estar entre las primeras cinco entidades federativas del país en materia de competitividad, sin embargo, de acuerdo al último reporte del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) publicado en 2008, el estado se ubica en el lugar número 14 entre las entidades federativas del país. Para el Banco Mundial, Jalisco ocupaba en el 2006 el lugar 17 a nivel nacional para facilidad de hacer negocios, y la ZMG el 63 en un comparativo de 206 ciudades en 174 países.
En los últimos años el estado ha entrado en un proceso de reconversión industrial basado en el impulso de sectores de alta tecnología (electrónica, software y biotecnología), en la generación de mano de obra calificada y en el desarrollo de infraestuctura. Esto representa los inicios de un cambio cualitativo que va de los incrementos de la productividad a la creación de negocios basados en el conocimiento más que en la mano de obra. Con ello Jalisco se prepara para insertarse en la sociedad del conocimiento, al buscar ganar posicionamiento de mayor valor agregado en las cadenas productivas internacionales.
Jalisco ha sido el estado más activo en la presentación de proyectos y en la obtención de recursos de programas federales como el Prosoft.
El estado de Jalisco ha convertido el apoyo a los sectores de alta tecnología en una prioridad también en campos como el de la biotecnología, en el que se delinea ahora una política deliberada de impulso al sector. Esto se refleja ya, por ejemplo, en la formalización del BioCluster de Occidente, que agrupa a diversas empresas farmacéuticas y biotecnológicas, y a universidades y centros públicos de investigación, para generar la densidad de contactos y colaboraciones que hacen posible la innovación.
Es importante lograr la formación de emprendedores con mayores capacidades para innovar en cuanto a modelos de negocio, porque en la sociedad del conocimiento la riqueza proviene más de la ciencia, la tecnología y la innovación. Impulsarlas debidamente es la única vía para asegurar bienestar económico creciente para la población.

La democracia político-electoral: balance y perspectivas.
Javier Hurtado González y Alberto Arellano Ríos.

En el transcurso de más de una década el escenario político cambió. Se conformó un sistema electoral en el que la contienda real por las estructuras gubernamentales se daba entre dos partidos: el PAN y el PRI.
Las alternancias en los municipios de Jalisco, especialmente las de la zona metropolitana, nos presentaron el reto de evaluar y estar más al tanto del desempeño de los gobiernos con una vigilancia y participación política más activas, no limitada exclusivamente a la cuestión electoral. Para así abatir los déficits de nuestra incipiente democracia.
Se asistió al escenario en el que los municipios se insertaron en un sistema de posiciones intercaladas entre el partido gobernante y una oposición fuerte y los problemas que se creían superados volvieron de nuevo.

Acceso a la información pública y rendición de cuentas en el estado.
Miguel Bazdrech Parada.

El examen en esta materia del periodo considerado en esta publicación (1990-2010) se reduce considerablemente al periodo 2002-2010, pues la incorporación de la rendición de cuentas en los términos antes establecidos sucedió en Jalisco ya entrado el Siglo 21.
La fortaleza institucional de la transparencia y de la rendición de cuentas ha crecido en los últimos años. De su ausencia casi total en 1990 se ha llegado a tener dispositivos legales, una organización administrativa en la que se integran poco a poco los requerimientos para hacer posible el acceso a la información pública en beneficio de los ciudadanos e interesados. Es observable el esfuerzo gubernamental por atender estos derechos en su formulación legal y prácticas cotidianas.
Los jaliscienses requieren avanzar en la cultura de la sociedad de la información y de la legalidad para valorar mejor lo que ya existe disponible y lo que aún puede desarrollarse si los ciudadanos se esmeran.

Comentarios