Semana 50 / 14 de Diciembre de 2017
Aristoteles. No quiero ser un candidato

Fotos: Adrián Lagos.

Con una visión expandida por su vuelta al mundo en dos meses, el apoyo de su partido a nivel nacional, sus bases en Jalisco y un triunfo incuestionable que le regala la sonrisa de los ciudadanos en las calles, Jorge Aristóteles Sandoval, asumió el poder este 2010 con una gran visión y consciente del poco tiempo que tiene para convertir a Guadalajara en una ciudad moderna, líder, que conserve su esencia tapatía.

Cuando recibió su constancia de alcalde electo después del 5 de julio del 2009, a Aristóteles Sandoval ya le esperaba una apretada agenda que lo llevaría de avión en avión, a pisar el cielo del mundo.
Antes de su reciente toma de protesta, expresó a Manos Libres: “he tenido la oportunidad de platicar con alcaldes de todo el mundo, puedo asegurar que los más importantes y de las ciudades más importantes   del mundo”.
Se reunió con Antonio Villaraigosa, alcalde de Los Ángeles mucho antes de que estuviera en Guadalajara como entidad invitada en la Feria Internacional del Libro.
Cuando se reencontraron aquí en noviembre, ya eran amigos; Michael Bloomberg de Nueva York, no solo lo recibió sonriente, sino que fue su guía; la historia se repitió con Richard M Daley, de Chicago; alcaldes de España y funcionarios de primer nivel de provincias hispanas; Israel; además de exalcaldes y organismos expertos en diferentes áreas de urbanización y servicios de América Latina.
Su equipo de transición, con el académico Javier Hurtado a la cabeza y el Consejo Consultivo, liderado por el ex alcalde tapatío Enrique Dau Flores, realizaron un intenso trabajo de investigación y cabildeo a nivel local. Bien podría decirse que en realidad a partir de este 1 de enero, no empiezan a trabajar, sino que en realidad continúan una labor de soporte para el alcalde, hasta en los detalles mínimos, en donde Aristóteles, pese a su juventud, es la figura central que marca la estrategia.
Una ciudad con mayor crecimiento vertical, es una opción para Aristóteles Sandoval; un centro histórico moderno, que busque aprovechar fachadas de fincas coloniales, para albergar modernos restaurantes o zonas comerciales, el ideal; una ciudad verde con rescate de espacios para la convivencia familiar y juvenil, un objetivo a corto plazo; un sistema de movilidad urbana moderno, un proyecto a largo plazo, en el que hay que colocar los cimientos.
“Hacer tal vez pocas cosas, pero bien hechas”, resume.  

Por el rescate urbano: 
Guadalajara 20102012.
Un común denominador se reflejó en los destinos y los hombres que conoció Aristóteles Sandoval, buscando experiencias de éxito para aplicar en Guadalajara como gobernante: el rescate urbano.

ML. ¿Qué aprendió de los alcaldes y las ciudades más importantes del mundo que visitó?
AS.  “Sobretodo la visión con la que los gobernantes han tenido éxito. Y no debes ir a inventar el hilo negro, sino conocer esas experiencias y copiar modelos de acuerdo a las variables, costumbres e idiosincracia que tengas en tu país y en tu ciudad. Necesitamos sí innovar, pero en base a experiencias de éxito. En todos hay un común denominador: el rescate urbano. Y con pequeños detalles y pequeñas cosas que te dicen los alcaldes la visión se te expande completamente”.

 ML. ¿Qué modelo le causó más impacto?
AS. “Algunos de los museos más importantes del mundo; cómo en zonas abandonadas hicieron parques y reactivaron el lugar. En Nueva York, bodegas abandonadas ahora son un centro fashion de moda con las mejores boutiques. En Israel de ser ciudades centro de delincuentes, cómo hicieron para que ahora sus habitantes se sientan orgullosos de vivir ahí”.
Para Aristóteles, es posible dar a Guadalajara un revocacionamiento innovador, a través de procesos de socialización de cada obra. 

     Movilidad con socialización.
Llevar el tema de movilidad urbana del terreno político, al técnico, es el interés de Aristóteles Sandoval, para aterrizar a un punto: “lo que nos debe interesar a todos es cómo viajar menos, ir más lejos y más rápido”.
Aclara, que en movilidad no todo es  transporte, sino que se requiere también peatonalizar grandes áreas de la ciudad y abordar el tema de movilidad urbana desde diversos factores, buscando cómo integrar una mejor ciudad, cómo mejorar las condiciones ciudadanas, y conocer hacia dónde se orientan los desplazamientos que requieren atención urgente.
“En este sentido hay grupos, efectivamente que se oponen (a proyectos actuales como el Macrobús) porque no están informados, porque no se socializaron los proyectos, porque no tenemos un vínculo estrecho con los ciudadanos. Se ha alejado mucho el gobernante de sus ciudadanos”, señala.
Tenemos que implementar, agrega convencido, una nueva práctica de gobernanza donde todos participemos, y se tomen en cuenta las necesidades ciudadanas en las decisiones de políticas públicas. En cómo queremos esta gran casa, esta gran ciudad”.
“Apoyarnos en mecanismos de nuevos formatos de participación satisfacción colectiva y participación ciudadana, que podamos tender puentes comunitarios”, subraya.
El problema de Guadalajara, expresa el hoy alcalde Aristóteles Sandoval, es que no ha habido cumplimiento ni transparencia por parte de las autoridades. “Se dice iniciamos un proyecto en tal fecha y lo terminamos en tal y nunca se cumple con los términos. No hay información, socialización, señalización de rutas alternas, no les tomas en cuenta su opinión (a los ciudadanos)”.
“Es por eso que hay tanta oposición a lo que quiere desarrollar el gobierno”, subraya “en este sentido la práctica va a ser incluyente, de mayor participación dentro de una gobernanza efectiva: la gobernanza quiere decir involucrar a todos en la toma de decisiones del poder público”.
El nuevo alcalde en funciones, subraya que para arrancar un proyecto de movilidad es indispensable escuchar a los ciudadanos a los que se quiere beneficiar.
“Hay que darle cabida a todos y donde no sea viable, pues que por ahí no pase. Si los vecinos tienen argumentos de porqué no es viable, pues hay que escucharlos…que el debate sea más técnico que político. Llevar esto al terreno de lo técnico, que se involucre a toda la ciudadanía”.
Para resolver los colapsos viales que  sufre Guadalajara, AS apuesta por cimentar las bases del sistema de Tren Eléctrico y una reestructuración del transporte  tradicional a multimodal, con unidades modernas, pero sencillas que no requieran gran infraestuctura.
“Un transporte más moderno, camiones más modernos a raz del suelo, que no ocupen gran infraestuctura, sencillos, que no tengas que quitar cuatro carriles a una avenida, sino que por la derecha circulen, como pasa en cualquier parte del mundo”.
Impulsar nuevas líneas de tren eléctrico es complicado, porque es mucho más costoso y tarda más tiempo, reconoce, “pero tenemos que empezar poniendo los cimientos, cuando menos, pensando a futuro, 15, 20, 25 años esto es fundamental”.

Nuevos Modelos. 
Tomar en cuenta a la gente.
Ese nuevo modelo de gobernanza y participación ciudadana que refiere Aristóteles Sandoval, iniciará según explica, desde una reestructuración en los servicios electrónicos para agilizar trámites, pero se basará en la atención cara a cara con los ciudadanos.
“Y esto va a implicar que el alcalde de Guadalajara esté yendo a las escuelas, se esté involucrando con toda la gente, esté haciéndolos parte de lo que quieren”.
Además de un sistema de transporte moderno y eficiente, advierte su interés por lograr que Guadalajara sea “una ciudad verde”, porque toda gran ciudad, tiene por lo menos un gran parque.
En este aspecto, espera reactivar los parques de la ciudad como el Alcalde, Agua Azul, incluso el Morelos, a través de inversión en infraestuctura, pero sobretodo en ofertas culturales y de convivencia que atraigan a esas zonas a las familias o a los “chavos” a través de conciertos..
Los lotes baldíos, también en participación con los ciudadanos, rehabilitarlos como áreas verdes, designando responsables del cuidado con nombres, apellidos y cargos específicos y solicitando el apoyo de vecinos e iniciativa privada de cada zona.
El eje de estos nuevos modelos, es lo que Aristóteles Sandoval, define como política Transversal, que atraviese todos los sectores y grupos de la ciudad, para responder, pero no desde los escritorios.
“Yo ya no voy a esperar a que vengan al ayuntamiento. Quiero sacar a la gente de las oficinas públicas, que sus gobernantes vayan al encuentro de la gente, que en vez de hacer un acto a las 10 de la mañana en el ayuntamiento, yo iré a las escuelas, con los niños, los chavos”, señala.
También dedicar un día a la atención ciudadana (Lunes con el Alcalde), recibiendo a los que quieran platicar con el alcalde en sus oficinas, a puertas abiertas. “Que yo  salga al encuentro no significa que les cierre las puertas”.

De poder a poder.
Para llevar a cabo, gran parte de los proyectos que visualiza, Aristóteles sabe que requiere el apoyo del gobierno estatal, federal y el congreso.
“Una relación de apertura y de debates técnicos”, es la que espera llevar el nuevo alcalde emanado del PRI, con el gobierno panista de Emilio González Márquez.
“Gobernamos para todos, aquí no hay color, tal vez diferencias”, afirma tras señalar que buscará partir de la coincidencias para lograr acuerdos.
De “excelente” califica Aristóteles Sandoval, la relación con la Universidad de Guadalajara.
Como egresado de la misma, de la Preparatoria 7 y como abogado de la Facultad de Derecho, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, dice que “hay un gran cariño” hacia su alma mater.
Pero hacia las demás universidades también, porque no hay Casa de Estudios de las más importantes de Jalisco en la que no haya cursado una opción de preparación. “Ya recorrí todas las de aquí”, dice entre risas.
Un Diplomado en Derecho Corporativo, cursó en la Universidad Autónoma de Guadalajara; Un diplomado de Nuevas presentaciones de gestión municipal, en el Tecnológico de Monterrey; otros en la Universidad Panamericana y espera concluir en mayo su maestría en el Iteso en Política y Gestión Pública.

Comentarios