Semana 50 / 14 de Diciembre de 2017
Entrevista. Enrique Alfaro.
“no soy un hombre de obsesiones

Guadalajara Jal. Enero-febrero 2011

Alcalde de izquierda de uno de los municipios más complicados de la zona urbana de Guadalajara,  el Alcalde de Tlajomulco parece no pasar un día sin forjar camino hacia las elecciones del 2012


Qué se necesita para ser el Alcalde del municipio más pobre de Jalisco en términos de ingreso per cápita; postulado por una coalición de izquierda, que además rompió relaciones con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) estatal; sin diputados locales o federales que lo apoyen, y aún así aparecer en las encuestas como el mejor calificado de los presidentes municipales metropolitanos, considerado por líderes y ciudadanos un candidato ideal para contender por la Gubernatura el 2012.  
“Tengo un buen equipo que se hizo sin presiones políticas. Yo no tenía que pagarle compromisos a nadie. Y quien me quiso imponer compromisos políticos, lo mandé a la goma, así de sencillo”, expresa refiriéndose a la ruptura con Raúl Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara, cuya decisión llevó hasta el grado de declarar a Tlajomulco de Zúñiga como un “municipio libre de la influencia de Raúl Padilla”.
“Entonces eso te da la posibilidad de tener un equipo con la gente que tú confías, con la que te la juegas y que han dado muy buenos resultados. A quien se evalúa es al gobierno y el gobierno ha cumplido bien. Yo estoy muy satisfecho con el equipo”.
A sus 37 años, Enrique Alfaro Ramírez, ingeniero civil por el ITESO, con maestría en Urbanismo en el Colegio de México y ex diputado local por el PRD, ha sorteado con éxito una larga serie de dificultades para llegar a donde está: primero con su partido para postularse como candidato a la presidencia municipal de Tlajomulco, luego vencer a PAN y PRI, para finalmente gobernar desde el 2009 el quinto municipio más grande de la Zona Metropolitana de Guadalajara y, paradójicamente, el más pobre de todo el Estado.
Los colaboradores a los que hace referencia son sus amigos desde hace 20 años, egresados de preparatorias de la Universidad de Guadalajara, algunos ex líderes estudiantiles, todos con posgrados en el extranjero y ninguno mayor de 45 años.  
A un año de iniciar la “reconstrucción” del municipio, como llama a la labor que realizaron al asumir el cargo, el mismo Alfaro se dice sorprendido por los resultados aprobatorios de la evaluación. 
“El año pasado iniciamos la reconstrucción de fondo: de la administración, de nuestras normas internas, finanzas municipales, de todo. Era reconstruir desde el principio. Y este año es el de la consolidación del proyecto de gobierno, la gente tiene que ver con mucha nitidez, qué hicimos, por qué lo hicimos y qué implicaciones va a tener en su vida cotidiana.
“Por eso a mí, que me evalúen así a finales del año pasado, me da doble gusto porque en este momento lo que la gente está viendo en el tema de obras, pues es nada más un montón de agujeros, un ‘terreguero’ por todos lados, pero cuando vea las obras concluidas, yo creo que la realidad de Tlajomulco va a cambiar radicalmente y esa es la parte que más nos motiva”.

Obras son amores…
Sin que fuera su atribución, el gobierno de Enrique Alfaro construyó el año pasado, con recursos de la Secretaría de Educación Pública, 13 nuevas escuelas en fraccionamientos autorizados por administraciones anteriores, que están “en medio de la nada”, como lo señala el actual alcalde.
“No vamos a repetir los errores que se cometieron en el pasado. El modelo este de ‘primero hacemos las casas y luego nos preocupamos por los problemas’”, enfatiza.
Con esquemas de inversión de los tres niveles de gobierno, Alfaro Ramírez concluirá este año en Tlajomulco obras de infraestructura vial, ecología y medio ambiente, abastecimiento de agua potable, proyectos culturales para fomentar el sentido de comunidad, así como la descentralización de los servicios, con un ejercicio de recursos sin precedente.
“Todo son esfuerzos conjuntos, el gobierno de Tlajomulco no tiene condiciones para enfrentar los retos que tenemos solos. Porque, por un lado, está demostrado que somos el municipio que más creció de Jalisco en términos de población, según los datos preliminares del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) y también que somos el municipio más pobre en términos de presupuesto per cápita. Entonces con esa realidad tenemos que buscarle por otros lados”.
Uno de  los méritos de esta administración, puntualiza, es conseguir recursos.
“Movernos. No es nada más ir a pedir, sino es un proceso de planeación, estructuración, seguimiento, muy complejo. Y entonces también todas estas inversiones federales, estatales, pues para nosotros son también un logro de gobierno. Porque han implicado muchísimo trabajo para que las cosas caminen. Se ve muy fácil, decir: es dinero federal. Pero para que ese dinero federal se presupueste, se asigne, se licite y arranquen las obras es un proceso muy largo el que hemos tenido que hacer”.
“Y nosotros”, agrega, “lo hemos hecho sin diputados federales que nos ayuden. Nosotros no tenemos una fracción del PRD de Jalisco que esté peleando por nosotros allá, ni en el Congreso del estado”, manifiesta un lunes por la mañana en su oficina, durante la entrevista que él mismo confirmó una semana antes por Facebook, de la que su equipo de Comunicación Social dio detalle el domingo vía telefónica y mientras una larga fila de gente espera ser recibida; el Alcalde se mantiene en contacto, a través de su Blackberry con sus colaboradores, dando instrucciones precisas.
En el tema de obras, añade que este año rehabilitarán unidades deportivas en el marco de los Juegos Panamericanos.
“Para que no sea nada más un asunto de atletas, sino que sea una oportunidad para promover el deporte”.
En el área de salud, anuncia que inaugurarán el mes de abril en Tlajomulco, el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social más importante de Jalisco.
“Vienen cosas muy grandes que se van a concretar este año, que se vienen trabajando desde hace tiempo y que yo estoy seguro de que van a cambiar el rostro de Tlajomulco”.

Movilidad“
La movilidad no es solamente un asunto de vialidades, estambién de transporte público y medio ambiente”, acota.
Con esa referencia, tiene claro que lo que está a su alcanceresolver es, precisamente, el problema de las vialidades para conectar a Tlajomulco a la Zona Metropolitana de Guadalajara, lasegunda más importante del país, a la que está pegado territorialmente, pero desconectado socialmente.
A los trabajos de Circuito Sur, que recorrió en enero en bicicleta con el Gobernador Emilio González, y Miguel Castro, Alcaldede Tlaquepaque, y que concluyen este mes de febrero, se refierecomo “una de las obras de mayor impacto metropolitano”, y laconclusión de Avenida 8 de Julio y Prolongación Colón, en suopinión, va a contribuir a resolver el problema vial de López Mateos “al 100 por ciento”.
Además de concluir la construcción y rehabilitación del Circuito Sur, Adolph Horn y Colón, también esperan terminar derehabilitar la Avenida Concepción del Valle, la segunda de mástránsito en la zona de Santa Fe y Chulavista.
“Imagínate que de la puerta de Santa Fe tú vas a tener unaavenida directa al centro de la ciudad, que cruza Periférico ya conun nodo hecho. Pues eso te va a cambiar las vialidades, el tiempode desplazamiento”, manifiesta.
El “pero” del asunto de la movilidad, admite, es que “mientrasno esté un proyecto de transporte público como el tren eléctrico,vamos a tener muchos problemas de integración a la ciudad. Poreso es nuestra prioridad y yo confío en que se va a lograr”.
Con respecto a la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, adelanta que puede arrancar este mismo año, y lo que está máscerca es el Tren Eléctrico hacia Tlajomulco.
“Falta una parte del proceso, es un proyecto que no me va atocar a mí verlo terminado bien. Pero si yo puedo lograr que iniciela construcción, este año, o empezando el otro, me parece queserá un gran logro y estoy seguro que así va a hacer y estamosponiendo toda nuestra energía para que así suceda”.
Alfaro Ramírez espera conseguir, con apoyo de la Secretaría de Vialidad, reconfigurar el transporte público hacia Tlajomulcocon nuevas rutas para disminuir el tiempo de traslado para sushabitantes, que hacen hasta dos horas de camino para dirigirse asus trabajos al amanecer y el mismo lapso, para regresar a las 10 de la noche a sus casas.
La modalidad de Mototaxis, que opera dentro de los nuevosfraccionamientos, admite que será un modelo con el que se tieneque convivir.
“Para plantear un tema de transporte público eficaz, tienes queplantear la multimodalidad, es decir, desde los mototaxis en lomicro, hasta el tren eléctrico en lo macro, y reordenar las rutas del transporte público y ver los temas de los taxis. Son muchos temas en los que hemos ido avanzando, pero al final el tema más complejo es el del tren eléctrico.
“Es en el tema del transporte público, donde encuentras una de las manifestaciones más claras de este modelo aislado de desarrollo urbano. Hacen las casas en medio de la nada y después quieres que haya una articulación sencilla con la ciudad y no es así. Por el nivel de ingreso, es el problema central. Todos estos problemas están ligados a otro tema que es la pobreza. El cómo logramos nosotros ir integrando a esas comunidades.
“Es en asuntos tan elementales, como el hecho de que abramos oficinas de gobierno ahí, para atender lo más elemental. Es un paso indispensable”, apunta.

Cabecera y descentralización
Si carecen de una unidad administrativa para el gobierno central, menos existen en las comunidades, pero Alfaro asegura que ya están abriendo oficinas municipales en diversos puntos del municipio.
“Estamos empezando a descentralizar, acercar al gobierno hacia estas zonas que no estaban solamente lejos de la ciudad, estaban lejos de todo” expresa.
“Tlajomulco mismo estaba lejos, entonces pues sí es un asunto en que le hemos metido ganas y creo que la gente ya lo reconoce y lo valora”.
Con un proyecto de inversión públicoprivada, esperan también arrancar la construcción de un edificio administrativo municipal, rehabilitar las principales vialidades de la cabecera municipal y el mercado.
Este mes concluyeron la primera etapa, con la entrega del mercado municipal totalmente remodelado, a los comerciantes, con lo que se despejará la plaza principal del comercio informal y sólo quedarán algunos puestos, con un montaje especial que les regalarán a algunos comerciantes.

Agua y medio ambiente
De los proyectos de su administración que resalta, destaca la red de colectores en la Cuenca de El Ahogado, así como el relanzamiento de la Laguna de Cajititlán, que implicó una inversión cercana a los 200 millones de pesos.
“En marzo, la laguna no va a recibir ni un litro de aguas negras sin tratar”, señala tras mencionar que también terminarán la vialidad perimetral, el malecón y, en una segunda etapa, la rehabilitación del Centro Histórico de Cajititlán.

Sentido de comunidad
El visualizar la creación de “sentido de pertenencia” en los ciudadanos de Tlajomulco, como procesos culturales complejos y de largo alcance, refleja el alto nivel de preparación académica que tiene Enrique Alfaro y su gabinete. Precisa que a su equipo le corresponde iniciar el proceso es un rasgo de carácter que los identifica como hombres de pensamiento y acción.
“Cómo generar sentido de pertenencia cuando la gente solamente está en su casa hasta las 5 de la mañana y regresa hasta las 10 de la noche. Esa parte no la podemos resolver nosotros, porque está ligada con fenómenos sumamente complicados y ligados evidentemente al tema de la pobreza.
“Pero lo que sí podemos hacer es empezar a crear un sentido de comunidad. Volteando primero a ver a este tipo de comunidades, porque son comunidades completas, llevándoles una oferta cultural, recreativa, deportiva, recuperando los espacios públicos y con un programa intensivo de participación ciudadana. Vas involucrando a la gente para que poco a poco se vaya formando una red comunitaria de tejido social, que es precisamente lo que está roto en Tlajomulco y que genera como consecuencia un montón de problemas asociados con la delincuencia”.
“Son asuntos”, continúa, “en los que nosotros tenemos claro el sentido de nuestra intervención, pero que evidentemente no esperamos que los resultados se vean a la vuelta de la esquina. Diseñamos un esquema de intervención que nos permitiera generar condiciones para ir reconstruyendo el tejido social. No significa que llegues en automático y reconstruyes el tejido, pero sí sientas las bases para que esto se empiece a regenerar, ligado a cultura, deporte, recreación, educación, espacios públicos, atención directa a la comunidad, participación ciudadana”.
Tras implementar programas culturales itinerantes como “Marioneta”, abrir oficinas municipales en las comunidades y recorrerlas con su equipo, afirma que se va sintiendo ya un ambiente distinto.
“Pongo un ejemplo muy sencillo. En diciembre de 2009, en una encuesta prestigiada, poco más de 8 de cada 10 personas no sabían quién era su Presidente Municipal en la zona de los nuevos fraccionamientos, y casi 6 de cada 10 no sabían que vivían en Tlajomulco; pensaban que vivían en Santa Fe, municipio de Santa Fe. Hoy tú ve allá y pregunta quién no conoce a su presidente municipal o no sabe que vive en Tlajomulco.
Todos esos procesos son largos pero yo creo que hemos avanzado poco a poco”.

Inseguridad y delincuencia
El narcomenudeo es uno de los principales problemas a abatir en el municipio. Alfaro lo ubica como el problema de la ciudad, con referencia a la Zona Metropolitana de Guadalajara.
“No hemos acabado con eso, porque para empezar no nos toca a nosotros. Formalmente la policía municipal no tiene competencias en materia de narcomenudeo. Eso no quiere decir cruzar los brazos, ‘a mí no me toca’. Eso sería una irresponsabilidad. Pero también estamos dependiendo de otra serie de medidas de los niveles federales y estatal en materia de seguridad, intensificando los temas de coordinación en seguridad”.
Recuerda que cuando asumió el gobierno contaban con 9 patrullas en funciones, para el quinto municipio más grande de la ZMG y no había ni siquiera oficinas de Seguridad Pública. Asegura que de 9 pasaron a 60 patrullas en un año.
“Pero siguen siendo insuficientes”, dice, “ya tenemos instalaciones, una nueva cárcel municipal, diez módulos de seguridad que hicimos nosotros completos para descentralizar el trabajo de las policías; cuatro nuevas comandancias, comprado equipo, vamos pero es al límite de lo posible, no tenemos para mucho más”.
Añade que también enfrentan el problema desde otros aspectos, como la Policía de Proximidad, con lo que pretenden rescatar la policía de barrio, que funcionó algún tiempo en Guadalajara con buenos resultados.

Protagonismo
Con un presupuesto de difusión y Comunicación Social que no se compara con el de Guadalajara o Zapopan, algunos señalan que es el protagonismo de Enrique Alfaro lo que lo lleva a estar en la agenda de los medios permanentemente.
¿Eres muy protagonista?, le pregunto.
“Pues no, más bien sabes que, este, yo creo que tenemos mucho trabajo de campo, yo he salido mucho, he estado muy en contacto con la gente. Por supuesto hemos tenido por parte de los medios una oportunidad de salir más, porque bueno, aunque no tenemos recursos para comunicación, sí somos un referente político, que toman en cuenta, porque a final de cuentas somos como una especie de isla, en medio de una ciudad gobernada por el PRI, en medio de un Estado gobernado por el PAN. Eso nos ha ayudado”.
Reconoce a los medios que no los hayan borrado de la agenda y también que él y su equipo hacen un esfuerzo para que esto no ocurra.
“Quitaría lo de protagonista…hemos sido actores protagónicos del debate de la ciudad, del Estado, del debate político. Eso la gente lo ve, a la gente le gusta tener un Presidente  Municipal que dé la batalla, que dé la cara, que esté presente. No le gusta tener un presidente municipal que sólo aparezca en los escándalos o pasando vergüenzas, como sucedía en la administración anterior. Todo esto te genera un buen ánimo y va haciendo que la gente volteé a ver, se dé cuenta de que viven en Tlajomulco, que se sientan orgullosos de vivir en Tlajomulco y que se hagan parte de la solución de los problemas en lugar de nada más convertirse en el problema”.

El 2012
Sin un partido político que lo respalde, Alcalde de izquierda del municipio más pobre de Jalisco y favorito de muchos para contender por la Gubernatura de Jalisco en el 2012, Alfaro no ha ocultado sus aspiraciones legítimas para ello.
Visualiza el 2012 como un año de una compleja competencia electoral, donde se va a jugar el futuro del país y de Jalisco, donde los actuales gobernantes tendrán que cerrar los procesos que iniciaron de manera definitiva. En lo personal, es para él “un año de muchos retos y de desafíos muy interesantes”.
Reconoce que no tiene clara la ruta que seguirá en términos formales.
“Si la pregunta es cómo voy a competir en el 2012, la respuesta sería: no sé. Pero si la pregunta es: ¿Vas a competir en el 2012? Yo diría: sí. Exactamente cómo, no sé. Lo que sí sé es que para poder estar en condiciones de competir, debemos primero organizar un gran movimiento ciudadano.
“Yo estoy convencido de que los partidos cada vez representan menos a la gente y la gente se siente cada vez menos representada por sus partidos. Entonces, generar un proyecto de participación en el que los ciudadanos de Jalisco pudieran encontrar una motivación para involucrarse en la vida políticamente parece que es un reto interesante.
“Prefiero jugármela, gane o pierda; ser parte de la construcción de una transformación de fondo en la cultura y vida política de Jalisco, que estar preocupado por si soy o no gobernador. Lo que no tengo son obsesiones. Yo no digo: o soy gobernador o no soy nada”.
Para esa meta, conformó con su equipo el movimiento Alianza Ciudadana, que encabeza Esteban Garaiz, ex presidente de la Junta Local del Instituto Federal Electoral y ex zar anticorrupción de Tlajomulco, en esta administración de Alfaro, quien presentó formalmente las siete denuncias penales que interpuso el ayuntamiento contra el ex alcalde, Antonio Tatengo, por 177 millones de pesos, logrando el respaldo del Congreso del Estado para, lejos de avalar esa cuenta pública, fincar cargos al ex primer edil panista.
Para finalizar, le pregunto que si los ciudadanos tienen los gobiernos que se merecen, el pueblo de Jalisco ha merecido estos políticos.
¿Los jaliscienses somos mediocres?
“No’mbre, los jaliscienses somos muy fregones. Nada más que hemos tenido gobiernos muy mediocres. Se dicen muchas cosas. Se dice que Jalisco es un Estado conservador, cuando tenemos una tradición liberal importantísima. Se dice que nunca nos ponemos de acuerdo; sin embargo, creo que es porque no ha habido un liderazgo capaz de articular los intereses de tantos actores. Claro que requerimos de mejores ciudadanos,  pero yo creo que antes que otra cosa, requerimos de mejores políticos y creo que la mejor forma de tener mejores políticos es que los ciudadanos se involucren más en la política y rompamos las redes y contubernios que se han construido alrededor de los partidos políticos, que impiden precisamente la renovación de la vida política del Estado”.

* periodista. mtra. cs. sociales. conacyt/udG. padrón de Excelencia académica.

Comentarios
2013-12-26 08:55:24
Ing espero de todo corazón, que esta navidad y año nuevo entrante te llene de muchas felicidades, son los deseos de un amigo Luis Miguel